Tauer – Le Maroc Pour Elle

Corría el año 2005 cuando Andy Tauer hizo aparición en este mundillo de la perfumería. Aquel indie autodidacta suizo se atrevió a buscarse un hueco en un mundo en el que las grandes compañías intentan repartirse el pastel con mucha agresividad. Su atrevimiento fue todo un éxito. Sus primeras obras pronto recibieron reconocimiento de crítica y público situándolo en lo más alto como un perfumista de referencia.

Hoy quiero hablaros de su primer perfume (si atendemos a la numeración que él mismo da). Un perfume que creo que ha sido algo infravalorado. Se trata de Le Maroc pour Elle, un perfume que siempre ha estado en un humilde segundo plano mientras obras como L’Air du Desert Marocain o Lonestar Memories robaban el show, llenando páginas y páginas de foros y blogs.

Le Maroc pour Elle no es una versión femenina del superventas L’Air du Desert Marocain. Claro que comparten esa inspiración en los paisajes de Marruecos y elementos reconocibles en el estilo del perfumista, pero son perfumes totalmente independientes. Le Maroc es una composición en torno a un jazmín envuelto en acordes resinosos y orientales de delicada factura. El intenso color marrón oscuro nos permite imaginar que se ha utilizado una cantidad seria de jazmín natural, y el olor nos confirma esta sospecha. Tras una breve salida con esencia de mandarina (muy habitual en Tauer) y un toque aromático de lavanda, el jazmín asume el protagonismo del perfume. Es un jazmín complejo, lleno de matices. Por momentos es meloso, dulce y fresco, por momentos muestra facetas más animálicas y sucias, por momentos tiene ese aire decadente que, muchas veces, transmiten los perfumes elaborados con esencias 100% naturales.

Los amantes del jazmín, probablemente aquí encuentren uno de sus perfumes favoritos, siempre que no se sientan ofendidos por el resto de invitados a la composición. En Le Maroc pour Elle, notas resinosas y balsámicas acompañan a un jazmín que reposará durante horas sobre una base oriental de hermosa factura. Con notas de ámbar, cedro, vainilla y toques de incienso, Tauer nos introduce por primera vez su Tauerade, una base reconocible en muchos perfumes de Tauer con pequeños retoques aquí y allá, que sirve que de cimientos a muchas de las obras orientales del perfumista. Una vez que hueles Le Maroc pour Elle en su plenitud, no podrás olvidar estos acordes. Los reconocerás en muchas de las creaciones de Tauer, como si fuera una firma, su sello particular e inconfundible.

En resumen, se podría describir Le Maroc pour Elle como un floral/oriental donde un rico y natural jazmín lleno de matices reposa sobre una base oriental, resinosa y ambarada. Una composición que nos ofrece un perfume con un ligero dulzor y cierta decadencia (imaginad una mezcla de flores frescas con otras a punto de marchitar) que nos traslada a otra época, con una fuerte carga nostálgica y mucho aire vintage (me han llegado a preguntar si llevaba un perfume antiguo). Se puede decir que es un perfume femenino pero, como ocurre con muchos clásicos de hace varías décadas, podría ser perfectamente usado por un hombre al que no le asusten las notas florales o los acordes orientales.

 Andy Tauer tuvo en Le Maroc pour Elle una muy seria carta de presentación y dejó muy claro que iba en serio en esto de la perfumería. En mi opinión es uno de los perfumes más sólidos del creador suizo que, injustamente, siempre ha estado a la sombra de algunas de sus obras más populares. Una obra esencial para apreciar muchas de las obras que más tarde nos ofrecería este exitoso perfumista.

Muy recomendable  8,5 / 10

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.