White Flowers, el exclusivo bouquet de flores blancas de Creed

No hay duda de que Creed es una de las firmas de más éxito y popularidad en la perfumería actual. Su historia se remonta a 1760, cuando John Henry Creed instala su sastrería en Londres. A partir de ese momento comienza a crearse una leyenda de trabajos y perfumes para las más exclusivas familias de la nobleza y realeza de toda Europa, entre los que puede destacar crear perfumes exclusivo para la Reina Victoria, el traslado de la firma a París en 1854 por invitación del mismísimo Napoleón III para ser proveedora oficial de la Corte, perfumes exclusivos para personajes como Isabel de Baviera (la famosa Sissi), Eugenia de Montijo (Emperatriz de Francia), Nicolás II de Rusia… y así la dirección de Creed fue pasando de padres a hijos hasta la actualidad.

Olivier Creed, actual “maestro” de la firma

Existe mucho debate en las redes sobre toda esta historia y legado de esta marca. En todo caso no estoy aquí para discutir la historia de Creed, si no una de sus creaciones. Como he dicho, es una firma que ha logrado un posicionamiento increible en el subconsciente de muchos aficionados a los perfumes con una fuerte imagen de marca y un estilo reconocible. Sus perfumes son muy populares y entran fácilmente a cualquier persona, sea aficionada o no (cosa que otras firmas niche, por cuestión de estilo, no logran). Creed mezcla, con sencillez, el carácter fresco y ligero de la colonia inglesa con el estilo refinado francés con unos acordes propios muy característicos y reconocibles.

creed_royal_collection

Les Royales Exclusives de Creed

Introducida la firma, hablemos de la creación que nos toca hoy: White Flowers, obra del actual maestro perfumista de la casa, Olivier Creed, introducida en 2011 dentro de la colección Les Royales Exclusives, formada por White Flowers, Jardin d’Amalfi, Pure White Cologne (u Original Cologne), Sublime Vanille, Spice & Wood, y que celebra el 250º aniversario de la marca.


Ficha Técnica

Perfumista: Oliver Creed

Lanzamiento: 2011

Notas:

Notas de salida: violeta, manzana verde, limón

Notas de corazón: geranio, jazmín italiano, jazmín marroquí, rosa búlgara

Notas de base: almizcle, sándalo, narciso

Disponibilidad: Eau de Parfum 30ml y 250ml

Género: floral


La fragrancia

White Flowers es el olor soñado por cada novia, con su velo en el chispeante rocío de un perfecto amanecer veraniego. Cascadas de cremosas flores blancas se abren con toda su fragancia bajo un perfecto cielo azul…

La descripción de Creed no está muy lejos de lo que esta fragancia nos ofrece: un bouquet de flores blancas cremoso, sereno, luminoso. Un perfume que porta la clase de la época victoriana -con sus grandes vestidos, largas melenas y todo su romanticismo-, pero toques sutiles que aportan suficiente frescura y modernidad.

Mujeres en la época victoriana

Mujeres en la época victoriana

White Flowers se presenta en su salida con un fresco acorde de limón y manzana, con un toque verde de violeta. antes habíamos dicho que Creed contaba con una serie de acordes reconocibles, y aquí estamos ante uno de ellos. Este juego cítrico frutal lo encontramos similar en fragancias como Original Cologne o Acqua Fiorentina. Este toque fresco de manzana y violeta permanece durante gran parte de la vida de la fragancia dando alegría y liviandad a la composición, restando peso al bouquet que florece con las notas medias. Los jazmines florecen a plena potencia, luminosos, limpios, juveniles, exentos de cualquier carácter sucio, animal o algo mustio que a veces presentan estas flores (efecto producido por un químico presente en las mismas, indoles, y que algunos perfumes utilizan con fantástico resultado, como son los casos de Sarrasins o A La Nuit, de Serge Lutens). En White Flowers, la nota de jazmín está absolutamente limpia y se presenta pura. No se busca aquí el realismo, no encontraremos el “punch” del verdadero jazmín. Todo lo contrario, Oliver Creed busca ofrecernos algo sacado de un sueño, algo angelical y puro, sin dejar de oler natural en ningún momento. Un toque de rosa búlgara atalca y dulcifica un poco la composición.

cascada

Este acorde cremoso y puro de flores blancas, refrescado por los notos verdes que se mantienten desde la salida, se mantiene invariable durante el resto de la fragancia hasta que esta seca en una inofensiva base de almizcle blanco, presentando al final un ligero aire jabonoso.

Su proyección es comedida y su duración es moderada, entre 4 y 6 horas, lo que, en mi experiencia, para ser un Creed, no está mal.


Recomendación de uso

White Flowers es una fragancia pensada, sin duda, para el género femenino. Considero casi todas las fragancias unisex, pero esta toca una serie de acordes clásicamente femeninos. Su caracter suave, limpio y luminoso la hace ideal para acompañarte los días de primavera y verano. Es suficientemente desenfadada para quedar bien en cualquier momento, aunque su precio no invite usarla a diario.


Reflexión final

White Flowers es un gran bouquet de flores blancas con cierto verdor que le da frescura. Es un perfume de calidad y mucha belleza. No obstante, en lo personal, no puedo obviar varias cosas: en primer lugar, su carácter ensoñador e idílico, unido a su enfoque femenino lo aleja un poco de mis preferencias cuando busco “bañarme” en flores blancas; en segundo lugar, le falta algo de rendimiento, y, en tercer lugar, y relacionado con esto, el precio puede ser excesivamente elevado. Un frasco de 250ml de Les Royales Exclusives se sitúa por encima de los 500€, lo que pone esta fragancia lejos del alcance de mucha gente, o, sencillamente la pone por detrás de una competencia muy fuerte

Como aroma me parece absolutamente recomendable pero, siendo honestos, no lo considero mejor que otros dentro del mismo género, como por ejemplo los citados Sarrasins y A La Nuit de Serge Lutens, Olene de Diptyque (siendo este más verde y realista), Jasmin Rouge de Tom Ford…  Y se pueden encontrar buenos competidores en perfumes algo menos centrados en el jazmín como Nº 5 Eau Premiére de Chanel o Pure Poison de Dior.

En resumen: si el dinero no es un problema y buscas un perfume que no busque darte un jazmín realista ni complicado, si no un jazmín idealizado, puro, idílico, como sacado de un sueño de una noche de verano, White Flowers es tu perfume.

Mi valoración:           3ticks

Deja un comentario

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.