Honey Aoud de Montale – Análisis

Me gustaría empezar diciendo que no soy fan de los perfumes de Montale. Es mas, salvo contadas excepciones, detesto sus perfumes. Me parecen burdos, poco finos, en ocasiones muy sintéticos y siempre con un aura que me resulta dificil explicar con palabras. Casi siempre me han dado la sensación de producto de laboratorio y en muchos casos, tiene unas tendencias ultra-dulzonas que no termino de ver.

No me gusta nada su legendario Black Aoud. Me parece excesivamente medicinal y con esa sensación a la que me refiero muchas veces de sintética, o “plasticosa”, en su nota de Oud y también de rosa. Otro de sus legendarios como Intense Cafe, no termina de encajarme por su nota de rosa que siempre me ha parecido un tanto “sospechosa” y su carencia (para mi nariz) de la nota de café, aparte de inclinarse por momentos hacia un lado mas femenino que no me resulta del todo cómodo. Hasta un gourmand realmente bien logrado como Sweet Oriental Dream, no me termina de enamorar por esa nota de almendras, excesivamente gourmand y que no me va demasiado. Si, eso es tremendamente personal, pero dicho de forma directa, no me gusta ir por ahí oliendo a almendritas dulces. Incluso su Blue Amber, que es excelente, en su versión actual, lo he encontrado simplificado y no me ha terminado de encajar.

Tampoco ayuda que es una marca que tiene cientos de propuestas. Excesivas, para que un usuario compulsivo como yo, pueda probar o tener en mente la mayoría de sus ofertas.

Siempre he entendido su fama y el gran número de fans que tiene la marca, mas que por la calidad de muchos de sus perfumes, porque realmente y esto si es cierto, son perfume que suelen tener un rendimiento muy bueno, con grades estelas y longevidades de otro nivel. Por ejemplo, Sweet Oriental Dream, en mi se comporta de forma impresionante, con mas de un día de duración y una estela portentosa durante un buen puñado de horas.

honey-aoud-3

Una vez subido el hype de Montale (si leen esto en la firma, van a estar encantados… xD), procedo a comentar mi experiencia con este reciente lanzamiento de Honey Aoud.

Honey Aoud, el perfume

Honey Aoud abre con una nota de Oud un poco extraña, que no se asemeja a la de Black Aoud. Es menos medicinal y mas resinosa. Quizás mas áspera,pero me encaja mejor como nota de “Oud”, aunque con sinceridad, sigue sin gustarme ni resultar lo suficientemente convincente. Es simplemente, que no me termina de agradar. Al de pocos minutos se empieza a mezclar con una nota de miel y canela, que restan presencia al oud inicial, para luego ir dando paso a notas de ambar, cuero y patchouli, nada dominantes o menos notorias que las anteriores, que dejan mucho espacio para que según se seca, gane mas protagonismo la vainilla.

El resultado diría que es un perfume oriental semi-gourmand, totalmente unisex, con su nota de oud tan de moda, pero mejor conseguida que en otros Montale o por lo menos, menos medicinal y que se seca hacia el estilo dulzón de la marca, pero todo muy bien balanceado, de forma que no nos encontramos con un típico oud, ni con un perfume que huela a postre ni a alimentos. En el secado, Honey Aoud queda algo en el estilo de Ambre Narguile de Hermes y Oajan de Parfums de Marly, por esa citada nota de miel y canela.

Es un perfume mas bien denso, no en el sentido de llevar muchas notas, sino de los que te dejan una sensación de cuerpo o densidad muy importantes y en resumidas cuentas, un olor que me ha parecido muy interesante y en cierta medida, me ha cautivado.

No se si influido por la tendencia actual y por un reciente artículo de Lisa Borden en el Huffington Post, en el que se dicen un montón de estupideces acerca del los espacios sin fragancia y lo beneficioso que son los perfumes “naturales”, que, francamente, me ha puesto de muy mala leche por la sarta de estupideces que se dicen en él, y en las que creo que no es momento de entrar, pero sinceramente, este Honey Aoud ha supuesto una sorpresa positiva para este servidor y como suele ser habitual en Montale, es un golpe en la mesa ante el snobismo actual que pretende que los perfumes no huelan, no perfumen.

En cuanto al rendimiento, Honey Aoud va a hacer las delicias de todos aquellos que se quejan de lo poco (o nada) que huelen los perfumes actuales, ya que esta fragancia tiene una estela bastante alta, por lo menos en su primera hora y una longevidad que es realmente alta, perfumándonos todo el día e incluso mas. Si aplicamos algún spray en la ropa, pues nos estaremos oliendo varias jornadas, lo que en este caso, no me supone demasiados problemas.

Otro aspecto que tengo que alabar, es el precio. A día de hoy, 120€ por un perfume niche de 100ml, no es que lo considere un producto barato, pero en comparación con la competencia, es una auténtica ganga. Por ejemplo, vengo de probar Egypt de Eight & Bob, que cuesta unos 140€ los 100ml y creo que la comparación se podría tomar incluso a broma. Uno de esos chistes que nos hacen pensar que estamos ante una actuación del “club de la comedia”. Tengo que confesar que he pecado y he adquirido esta fragancia en un discounter y he pagado por ella en su formato de 100ml, 78€, lo que para una persona de perfil económico discreto, supone un mayor motivo de regocijo.

Como contras, Honey Aoud no es un perfume con gran evolución y que si no te gusta mucho el estilo puede cansar con cierta facilidad. Comentar también que su salida no me ha terminado de gustar. Evidentemente, quien no guste de las fragancias dulces, o sea fan de los perfumes etéreos o aireados, que no se acerque demasiado.

No me duele quitarme los anillos y darle al César lo que es del César, haciendo incluso una alegre reverencia a este buen perfume de Pierre Montale.

 

Mi valoración: 8/10

honey-aoud-4

 


Ficha:

Lanzamiento: 2015
Perfumista: Pierre Montale
Notas: Oud, miel, canela, pachuli, cuero, notas florales, ámbar y vainilla
Disponibilidad: EDP de 50ml y 100ml

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Oscar on 24 enero, 2017 at 9:43 pm
    • Responder

    Simplemente el oud en esta fragancia se acerca más a oler a madera que por ejemplo en Black Aoud.

    La comparación con Narguile y Oajan, bueno, todos llevan miel, pero es muy engañoso decir que se parecen, realmente son olores distintos.

    En lo del rendimiento si que estoy de acuerdo.

  1. Es la mezcla de la miel con canela lo que me recuerda tanto a Oajan o Narguile.
    Evidentemente y como dice Óscar, son olores distintos.

    • Hermes on 23 febrero, 2017 at 10:51 pm
    • Responder

    Vale pues he caído, lo compraré a ciegas pues es del estilo de los que me gustan.

  2. Ten cuidado Hermes, que puede resultar un poco áspero por la nota de Oud.
    Este creo que es de los de usar pocos sprays.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.