Patchouli / Patchouly de Mazzolari – Análisis

Nunca he sido un gran fan del pachuli en su estilo más tradicional, quizás por eso desde que probé el Patchouli de Mazzolari me haya estado rondando la cabeza. Mazzolari es una firma italiana fundada en 1888 por Augusto Mazzolari, abriendo su primera boutique en Milán. Su hijo Fernando siguió con desarrollando la marca, abriendo salones de bellezas y más boutiques, hasta el lanzamiento de sus propia línea de perfumes que alcanzó gran popularidad a mediados de la década de los 2000 con lanzamientos como Lui, Lei, Vetiver o el que hoy nos trae aquí, Patchouli.

Mazzolari Patchouli - Fotografía de Jakdelind (Parfumo.net)

Mazzolari Patchouli – Fotografía de Jakdelind (Parfumo.net)

Patchouli de Mazzolari presenta notas de pachuli indonesiano, especias, ámbar y vainilla. Por sus notas declaradas no parece que nos vayamos a encontrar un perfume muy complejo con giros sorprendentes. Y es así, Patchouli no es un perfume complicado, todo lo contrario. Sin embargo es un perfume extraordinariamente redondo y refinado, sacando lo mejor de los pocos ingredientes que presenta.

Al aplicarlo recibimos una buena dosis de pachuli, pero uno exento de los matices más duros, húmedos o terrosos que nos podemos encontrar un pachulis más puros. Este pachuli es dulce y amaderado, con ciertos matices verdes y un toque de especias poco definidas pero que aportan cierta energía al acorde. Hasta aquí la salida y el protagonismo de un pachuli que irá cediendo protagonismo en favor de otros elementos.

La evolución del perfumes es calmada y bastante lineal. Ese pachuli inicial se ve envuelto, poco a poco, por una densa capa ligeramente dulce y resinosa de ámbar (en su estilo más cremoso, bastante avainillado) y miel. Un aura dorada, aterciopelada y licorosa que en ningún momento pierde refinamiento y elegancia, que nunca se torna empalagosa. Al final del secado queda sobre la piel un suave aroma de vainilla y miel con un ligero recuerdo de aquel pachuli inicial que nunca desaparece por completo.

Patchouli de Mazzolari ofrece un rendimiento bastante aceptable, con una proyección moderada y una duración muy buena. Es un perfume de mucha calidad y muy bien terminado a pesar de su aparente sencillez. Cuando digo que Patchouli de Mazzolari me rondaba la cabeza desde que lo probé, a pesar de no ser yo un fan del pachuli tradicional, se debe a que no nos encontramos ante un pachuli a la vieja usanza. No sabría si definirlo como una interpretación del tema pachuli, o una interpretación del tema ámbar. Para mí es prácticamente más un ámbar que un pachuli. Lo definiría como el pachuli para los amantes del ámbar, o el ámbar para los amantes del pachuli, sin terminar de encasillarse en ninguno de los dos géneros. En todo caso nos encontramos con un perfume oriental sensual, smooth, como se dice mucho ahora, con un cierto aire elegante y tradicional. Un perfume decididamente unisex pero con cierta tendencia hacia el lado masculino.

Su precio es de unos 130€/100ml, que para el sector niche no es nada descabellado. Para mí, muy recomendable aunque la palabra “patchouli” te eche para atrás.

Mi valoración: 8 / 10

2 comentarios

    • Kaladin on 20 febrero, 2017 at 2:05 pm
    • Responder

    Yo noto patchouli y miel. Lo veo un clásico al que se le ha añadido la dulzura de la miel, pero el patchulazo está ahí.

    El patchouli leaves de montale ese si que engaña, no es un patchoulazo si no más bien un ambar apretado estilo TF Amber absolute vintash

    1. Discrepo, yo a Mazzolari le noto mucho ámbar, de hecho bastante, es casi un ámbar en cuando pasa el secado. Patchouli Leaves de Montale me parece incluso más pachuli que este porque al principio más “raw”, más pachuli puro con todos sus pros y contra. Lo que pasa es que luego tiene las fases más diferenciadas, pasando a un ámbar bastante mineral y luego la vainilla.
      El mazzolari se funde en el ámbar y la miel haciendo un todo, sin diferenciar tanto entre fases. Pero, en resumen, casi veo más pachuli al otro, porque el golpe inicial me parece mayor y más duradero. Mazzolari lo veo de otra manera y lo agradezco porque no me gustan los pachulis puros y duro tipo Villoresi y cia.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.