Golden Cattleya, las flores doradas de Ellen Covey

He estado un tiempo desaparecido del blog dedicándome intensamente a unas pruebas que tenía por delante, pero no he olvidado trastear con mis perfumes. Durante las últimas semanas he estado descubriendo la colección de Olympic Orchids, perfumería artesanal fundada en Seattle por Ellen Covey, allá por el 2010.

Covey, neurocientífica de formación y cultivadora de orquídeas de vocación, pronto quedó fascinada con los diferentes aromas de las flores con las que trabajaba. Casi sin darse cuenta comenzó a trastear con diferentes ingredientes y aceites esenciales, intentando reproducir el perfume de aquellas orquídeas. Su interés por los perfumes crecía y aprendió que no sólo era importante reproducir un aroma, sino que este funcionara como perfume. Así siguió experimentando y formándose, hasta convertirse hoy en una de las perfumistas indie más reputadas.

Sus inicios como perfumista se debían a su pasión por las orquídeas y sus primeros perfumes eran inspirados por ellas. Con el tiempo, su colección ha ido creciendo, inspirándose tanto en flores, como lugares, culturas, paisajes… Llena de creatividad y recursos, demuestra que se pueden hacer grandes perfumes a pequeña escala, fuera de los pomposos y elitistas círculos de la perfumería tradicional, tan falta de inspiración actualmente.

Golden-Cattleya-for-label

Golden Cattleya…

Hoy quiero hablaros de Golden Cattleya, uno de sus primeros perfumes. Lanzado en 2010, se inspira en una orquídea de pétalos dorados cuyo aroma define la propia perfumista como “puro oro”.

Así podríamos definir este perfume: flores bañadas en oro. Golden Cattleya es un aroma que rápidamente evoca tonos dorados, luminosidad, una tarde soleada, sopor veraniego entre flores de olor intenso y abejas polinizándolas con excitación.

¿Cómo logra Ellen Covey esta sensación?. Para recrear el aroma de esta orquídea y todo lo que evoca, la perfumista toma una buena dosis de azahar y narciso, con un ligero toque de naranja. Este acorde floral es bañado en miel. Sin miedo y sin preocupaciones, de una manera que casi bordea lo excesivo. El resultado es realmente bueno, una suerte de miel de azahar de mucha calidad, muy natural y equilibrado en conjunto.

A pesar de lo dulce de la miel, una nota que puede resultar algo pesada y opaca, el perfume tiene cierto frescor y efervescencia. Ellen Covey afirma utilizar un acorde de “cream soda”, una bebida carbonatada aromatizada con vainilla (normalmente). Sea como fuere, el perfume gana cierta vida y dinamismo con este punto efervescente tan bien implementado.

Golden Cattleya es dulce, sin complejos, aunque personalmente no me parece empalagoso. Es un dulzor que se presenta con naturalidad, lejos de esos perfumes edulcorados artificialmente.

La evolución de Golden Cattleya es relativamente lineal, el acorde descrito arriba se alarga en el secado, derivando a una base coherente de vainilla, ámbar y sándalo. Coherente porque mantiene el estilo y la textura del perfume hasta que desaparece en nuestra piel. Una base cremosa y dulce, ligeramente amaderada, que nos deleita durante bastantes horas.

Una fragancia encantadora en toda regla…

Golden Cattleya tiene un aire mágico y ensoñador. Un perfume rico, de tonos dorados, cálida y acogedora. Sus ingredientes y acordes son nítidos, de calidad, y el perfume está compuesto con maestría. Ninguna nota chirría, la evolución es calmada, el perfume fluye sin esfuerzo. Para mí, la miel es una nota complicada en la perfumería, porque es fácil caer en excesos con ella. Usarla sin ahogar el resto de notas, que huela natural y no sea pegajosa, es algo que no todo perfumista logra.

Golden Cattleya presenta una proyección comedida. Más que proyectar te envuelve en un aura que deleitará a quien se acerque. Su longevidad es bastante buena.

Por estilo podría recordad, de lejos, a otras combinaciones de flores blancas con ámbar o miel como podrían ser Alien de Thierry Mugler (y algunos de sus flankers), Ellie Saab Le Parfum, Hummingbird de Zoologist. En todo caso hablo de semejanza en estilo o sensaciones. Es bastante distinto en general, con ese toque diferente que tienen los perfumes indie. Un perfume floral y dulce, que no recomiendo a quien no sea fan de la miel. Para mí es unisex, aunque supongo que para la mayoría será un perfume más bien femenino.

Mi valoración: 8 / 10. Para mí puede ser una futura compra, cuando analice en mayor profundidad el resto de la colección, que hasta ahora me ha dado alguna que otra sorpresa positiva.

summer flowers

www.pinterest.com


Ficha Técnica

Golden Cattleya

Perfumista: Ellen Covey

Lanzamiento: 2010

Notas: azahar africano, narciso, naranja, miel blanca, cream soda, ládano, ámbar, vainilla, sándalo y almizcle.

Disponibilidad: 5ml Parfum (18$), 15ml Parfum (35$), 30ml Pure Parfum spray (65$).

Olympic Orchids ofrece interesantísimos pack de muestras a precios razonables para probar su colección.

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Que buena pinta tiene este y otros perfumes de la línea.
    Los sets de muestras están francamente bien, así que me temo que toca probar…

  2. Tienen mucha calidad, éste en concreto no lo he probado pero es cierto que esta mujer sabe evocar lugares y situaciones, yo en concreto estoy enamorado de Seattle chocolate y Kingston ferry me llama mucho y me da que me va a gustar.

  3. El Kingston Ferry lo reseañaré pronto, es un poco raro en el sentido que leo que es muy acuatico y tal pero que va, en mi piel es muy aromático con una salida muy chocante, luego cuando se calma si quedan unas maderas con alga y tal, pero acuático no me parece en ningún momento.

    Drake, este y el que publicaré mañana (Javánica) son bastante florales. Este lo que pasa es que tiene mucha miel, muy equilibrada, y luego vainilla/ámbar. Queda fino en todo moment, creo que está bastante bien logrado. No es muy complejo, ni tiene cambios dramáticos, pero queda bien. Quizás esté lejos de ser tu estilo, cualquiera lo pondría de abiertamente femenino.

    • Albert Ridao Saez on 29 julio, 2016 at 3:36 am
    • Responder

    tengo que deciros,que hace un par de días,compre online dos frascos de 30 ml de este perfume.en principio tengo pensado guardar un frasco para mi colección y el otro para usar,pero después de leer la review tan positivo que ha hecho de este perfume el Sr postumo,me está rondando por la cabeza la idea de sortear uno de los frascos en esta web.

Deja un comentario

Your email address will not be published.