Eight&Bob, elegancia casual por Strangeways

Aquí os dejo esta review de Eight&Bob, cortesía un colaborador invitado, el forero Strangeways

Eight&Bob for Men se trata de una de mis últimas adquisiciones, y he de reconocer que hablo de una pieza que, vista en mi pequeña colección, me suscita cierto sosiego, pues es de esas obras a las que hace tiempo tenia el ojo echado y quería incorporar a la misma cuando se dieran las circunstancias, y así ha sido.

Hace ya unos años me la dió a probar el amigo Jean Luc en Le Secret du Marais y me hizo tilín en el acto, “Parece un perfume fresco de los que engaña” le dije, “Así es” me dijo él, “además esta funcionando muy bien y gusta a la gente” y es que es un perfume que pudiera transmitir de inicio cierta transparencia pero que en no muchos minutos se asienta y muestra cuerpo y una densidad no excesiva pero si apreciable.

eight&bob for men

Eight&Bob for Men – imagen promocional

Se trata de un perfume con mucha historia. Para acercarnos a él tenemos que hablar de Albert Bouquet (hijo de un aristócrata parisino y miembro de la elite francesa de principios de siglo XX), un experto conocedor de perfumes. En su chateau familiar creaba y perfeccionaba distintas esencias para su uso personal. Durante sus vacaciones del verano de 1937 en la Costa Azul conoció a John F. Kennedy. Éste se enamoró por completo del perfume que llevaba Albert, así que a la mañana siguiente el perfumista no dudó en dejarle en su hotel una botella con ese perfume anónimo acompañada de una nota:

En este tarro encontrarás la dosis de glamour francés que le falta a tu simpatía americana”. Albert Bouquet.

A la vuelta de las vacaciones Albert recibió una carta de JFK agradeciéndole el detalle y comunicándole el éxito que había tenido el perfume entre sus amistades. Así que le pedía ocho ejemplares más y, si su producción se lo permitía, otro más para Bob. Con su afán perfeccionista Albert buscó los frascos perfectos en una farmacia parisina y encargó unas cajas que reproducían el estampado de la camisa que llevaba John Kennedy cuando le conoció. Cuando lo tuvo todo preparado etiquetó las fragancias bajo el nombre Eight & Bob.

Falleció Bouquet en un accidente de tráfico y su mayordomo intentó continuar con la producción del perfume, con graves inconvenientes en la Segunda Guerra Mundial para evitar que los nazis incautaran los frascos, con lo cual algunos se introducían cuidadosamente en libros, de ahí el packaging en que se comercializa este perfume.

Eight&Bob - un packaging que es todo un homenaje

El packaging de Eight&Bob, un homenaje a cómo escondían los frascos durante la II Guerra Mundial

Ya fallecido el creador del perfume y su mayordomo, los herederos de éste último pudieron rescatar la fórmula del mismo y comercializaron un perfume de producción limitada. Su absoluta exclusividad parece recaer en que se hace con tallos de Andrea, una planta chilena que sólo se extrae en altura en los meses de diciembre y enero.


Ficha técnica

Perfumista: Albert Bouquet

Lanzamiento: 1937 (oficialmente 2012)

Notas:

Notas de salida: jengibre, cardamomo, lima ácida, bergamota

Notas de corazón: cedro, avellana, ládano, madera de gaiac

Notas de base: pachuli, sándalo, ámbar gris, vainilla

Familia olfativa: aromático


La fragancia

Los amantes del perfume valoramos muchos aspectos en una obra, por supuesto el olor es pieza clave, y eso precisamente es lo que me llama de este. Cuando leo que Kennedy era amante de este Eight&Bob me llama la atención, pues hablamos de un perfume alejado de los estándares olfativos que uno pueda imaginar a mediados del siglo pasado, con cierto tono floral, no diré notorio pero a mí nariz le produce este efecto vainilla floral, de los que podríamos encuadrar como cercano a los “florales masculinos” que hace tiempo eran denostados y que poco a poco han tenido entrada en el mundo del perfume con obras tan aclamadas como discutidas en su día, principalmente Custo Man (Custo) o Fleur de Male (Gaultier) también Farenheit 32 (Dior), un floral vainilla que me encanta y al que dicen se parece mucho. Yo pienso que no tanto, Eight&Bob resulta algo más redondo en su aroma, más equilibrado en sus notas y más elegante en su puesta en escena. No obstante, quien no tenga fácil probarlo con Fahrenheit 32 se va a hacer una idea.

Pues eso, me cuesta creer, al menos a mí, que un hombre de esa época, nada menos que JFK, mostrara su interés por un perfume de estas características, pero así parece que fue, inteligente este Presidente, sin duda. No parece el olor que ofrece esta obra un olor propio de hace más de medio siglo ni de la población de esa época. No obstante dudo mucho que el aroma actual del mismo sea exactamente coincidente con el originalmente creado.

[metaslider id=372]

Ya se que viendo la pirámide declarada no parece que tenga unos tonos florales muy evidentes pero. qué queréis que os diga, a mí nariz si que le vienen esos tonos florales avainillados, ya sabemos que las notas declaradas pueden diferir mucho con lo que luego nos encontramos en la obra, así me ha ocurrido en muchos otros perfumes que he probado. Hablando con otros entendidos parece ser que la Andrea le da esa reminiscencia floral.

Eight&Bob se presenta como una obra poliédrica, con un olor que es más complejo de lo que pudiera parecer, tiene un trasfondo acuático noventero que le da una apertura más fresca de lo que luego resulta ser la evolución natural del perfume que vira a un fondo más denso de acordes avainillados, amaderados teniendo una base de cuerpo con las notas finales que se hacen sentir durante horas. El rendimiento de este perfume es más que aceptable, su longevidad es muy buena, de varias horas, para mí un perfume que ofrezca una longevidad superior a cinco horas ya es un perfume de gran duración, y su proyección es muy buena las dos primeras horas y luego baja algo pero se deja sentir muy bien a rafagas.


Recomendaciones de uso

Eight&Bob no se presenta como un perfume complicado o enrevesado, aunque no sea un “crowd pleaser”, un aroma genérico que pretenda gustar a todo el mundo. Tiene un toque peculiar, original, pero no es nada incómodo o dificil de vestir o usar.

Reflexión final

Cuesta analizar con cierto atisbo de objetividad una obra que gusta tanto a quien habla sobre ella. Eight&Bob me parece un perfume elegante, distinguido, con un olor original, de un rendimiento notable y de esas obras que debe estar en toda colección. El “pero” siempre es el precio. Su precio oficial está sobre 150 euros (100ml), y quizás alguno diga que no vale lo que cuesta. No diré yo lo contrario, el mundo niche apuesta por unos precios elevados que penalizan la volaración que podemos hacer de una obra. Centrándonos en la fragancia, como poco, merece la pena probarla.

El rendimiento de este perfume es más que aceptable, su longevidad es muy buena, de varias horas, para mí un perfume que ofrezca una longevidad superior a cinco horas ya es un perfume de gran duración, y su proyección es muy buena las dos primeras horas y luego baja algo pero se deja sentir muy bien a rafagas.

Al final todo es cuestión de gustos pero no me negaréis que sentirse JFK por unas horas no está nada mal…

Mi valoración:   

¿Y vosotros qué pensáis de este perfume?

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Muy buena review Strangeways, yo todavía no he podido probar este perfume, y eso que hasta lo he tenido en la mano. Tiene buena pinta aunque si, parece un poco caro para pretender el típico perfume con cierta elegancia pero con el tono sutil y discreto de un perfume de diario. A mi es me cuesta gastar mucho en este tipo de perfumes que no es del todo imponente (cuando gasto, quiero que sea en algo que marque terreno), pero sin duda hay gente que valora estas cualidades en un perfume y es evidente el éxito que ha tenido.

  2. Muy buena reseña, Strange.
    A mi me gusta este Eight & Bob, aunque si lo veo bastante “crowd-pleaser” y un perfume mas como de uso diario. Demasiado caro para lo que es, pero bueno, lo mismo se puede decir de miles de perfumes.
    Yo creo que es la famosa Andrea, que le da un toque verde casi mentolado, muy sutil, que me gusta mucho y si que me da muy buena longevidad.
    Con respecto a lo de J.F.K,., hay quien asegura que es un mero reclamo publicitario, en parte por lo que comentas, que es imposible que la formula actual se parezca a la de aquella época y luego están los que afirman que JFK, usaba Vetiver de Creed (otra posible bacalá…). 🙂

  3. He leido por ahí que la famosa andrea da un toque entre iris y violeta (o eso cree Mark Behnke de CaFleureBon). Evidentemente el toque floral o se lo da la andrea (misticismo) o cualquier otra que se asemeje a lo que tuvieran en mente.

    Drakecito… como echemos cuenta a Creed, se usaban sus perfumes antes de empezar a fabricarse, lo cual no termina de cuadrar. Imaginación les sobra.

  4. 🙂
    Ya, por eso decía lo de “posible bacalá”.
    Me da que en ambos casos, van por ahí los tiros.

    • strangeways on 15 febrero, 2016 at 5:00 pm
    • Responder

    Un placer colaborar con vosotros, postumo creo que este podría gustarte, para mí no es tan de diario y bien analizado tiene su punto para no ser tan cómodo, coincido drake en que resulta caro y además es de los que cuesta encontrar fuera de precio oficial.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.