Dark Aoud de Montale – Análisis

Nunca he sido un fan de los perfumes con oud, sin embargo si me gustan muchos perfumes de la firma Montale. Pierre Montale fue de uno de los perfumistas que se lanzó producir perfumes de oud (típico en Oriente Medio y Asia) para el mercado occidental. Desde su aparición, la firma ha creado decenas de variaciones sobre el tema, algunas brillantes, algunas decepcionantes, algunas redundantes… La cuestión es que, de algún modo u otro, han logrado toda una carta en la que seguro que encuentras algo de tu gusto. Hoy quiero hablar de Dark Aoud… ¿será de los buenos o será decepción?.

Dark Aoud: dos maderas, oud y sándalo, en aromática competencia

Dark Aoud fue lanzado en 2011 y ha sido uno de los aouds con mejores críticas de los últimos años. Básicamente consiste en un estudio sobre el oud y el sándalo, ingredientes que monopolizan prácticamente el perfume. La intensidad con la que están usados esconde, en cierto modo, muchos matices sútiles y bastante interesantes creados por la interacción de estos dos elementos entre sí y el resto de ingredientes que redondean el perfume.

Su salida, si no estás hecho a este tipo de perfumes, puede resultar algo chocante: seca, algo alcanforada y medicinal. El aire medicinal del oud combina con la austeridad del sándalo en su variante más seca y un toque de pimienta. Dark Aoud comienza a evolucionar, aunque tarda un poco. Pasada más o menos una hora, el tono frío y medicinal se atenúa. El sándalo comienza a mostrar sus facetas más dulces y cremosas. Combina bastante bien con la madera de teca (con un olor parecido a un cedro más sutil, con matices florales y jabonosos) y el sutil y elegante aroma que de un acorde de azafrán y cuero. Vetiver y algo de incienso se perciben de fondo aquí y allá, aportando complejidad y profundidad a la composición. En el secado profundo, pasadas unas horas, aparece el típico fondo ambarado de Montale, ayudando a rebajar un poco más la austeridad inicial, terminando de componer una base duradera y confortable.

Dark Aoud, a pesar de estar dominado prácticamente por dos notas, y presentar una evolución lenta, sutil y lineal, logra mantener el interés con pequeños matices y giros que aportan el resto de los ingredientes. Aunque no sea un perfume de cambios notorios, su inicio de maderas frías, secas y austeras, acaba evolucionando a un aroma amaderado, algo más dulce, cremoso y ambarado. Oliéndolo vestido, por momentos nos llegarán ráfagas de oud, que no dejará de estar presente, impidiendo que el perfume pierda totalmente el tono frío y medicinal de sus inicios.

A pesar de su nombre no me parece un perfume oscuro. Cuenta con inicio, algo atrevido e inquietante. Algunas personas lo han llegado a relacionar con el olor de un dentista o el almacén de un hospital, otras han visto en el cierto olor industrial o a taller. Muchas evocaciones curiosas pueden leerse por ahí. Al menos en mi caso, pasado el trago inicial, me encuentro con lo que se denomina confort scent. Un aura tranquila y cómoda, de tonos fríos que de vez en cuando te da un sustito en forma de ráfaga de oud.

Mi valoración: 7,5 / 10

dark-aoud-2

El rendimiento de Dark Aoud es bastante bueno, dura bastantes horas y su estela se deja oler, aunque es transparente y liviana, más de lo que habitualmente encontramos en Montale. Su precio es relativamente asequible (comparado con otros niche), se puede encontrar entre 60 y 100€.

Como alternativa me atrevo a proponer Private Label de Jovoy. La obra de Cécile Zarokian es también un oriental seco, austero y elegante. Un perfume que sin llevar madera de oud, logra reconstruir un aroma similar, aunque menos lineal, más complejo y con más presencia de otras notas como el vetiver o el papiro. Ya es cuestión de cada uno, considero los dos muy buenos perfumes, quizás algo superior Private Label pero también algo menos versátil.

Dark Aoud se puede encontrar en formato de 50 y 100ml (Eau de Parfum) y presenta notas de sándalo de la India, madera de oud, pimienta negra, azafrán, vetiver, madera de teca, cuero y ámbar.

1 comentario

    • Óscar Santos on 24 octubre, 2016 at 5:48 pm
    • Responder

    Joer no comenta ni Dios, que ruines jeje. Pues a mí no me fue mucho este Montale, demasiado seco y amaderado para mi gusto. Aunque se le nota la calidad.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.