CK2 de Calvin Klein – Primeras Impresiones

En un famoso centro comerical (¿donde si no?) me encontré con el último lanzamiento de Calvin Klein, CK2, “continuación” del hito que hace 20 años fue CK One, probablemente la primera fragancia comercial en romper las barreras del género y de la que, lo reconozco, soy todo un fan.


Ficha técnica

Perfumista: IFF (cualquiera sabe)

Notas oficiales:

Notas altas: wasabi, mandarina, hojas de violeta

Notas medias: acorde de piedrecillas, acorde de cemento, raiz de lirio, rosa

Notas de base: vetiver, sándalo, incienso

Familia olfativa: amaderada aromática.


El ároma: no puedo decir mucho, no le he dado muchas oportunidades ni se las voy a dar. Nos encontramos con aroma fresco (o lo que ahora se entiende como fresco) y ligeramente floral, aunque me cueste decir esto ya que no logro oler nada “real”. Como otros perfumes frescos actuales me hace sentir un frescor químico, de laboratorio, con un ligero toque de desodorante “sport” (ese extraño toque que no sabría definir, yo lo llamo gaseoso, porque me recuerda a un desodorante de los que huelo en el gimnasio). Tiene sus momentos agradables, la salida cítrica, algún momento en su desarrollo. La base me parece otro despropósito prefabricado.

A estas alturas no voy a esperar una gran obra de calidad sobresaliente por parte de Calvin Klein, aún así es peor de lo que me esperaba: el aroma no es bueno, es barato, huele a cualquier colonia de supermercado (esto parece ser la moda ahora…). No me he preocupado en comprobar cuánto dura, el olor no era potente. En serio, he olido cosas muy parecidas por la calle y en vestuarios de gimnasio. Hay colonias baratas y desodorantes bastante parecidos. No huele esencialmente mal pero es, como poco, pobre.

Por cierto, me hace gracia lo de “acorde de piedrecitas” o “acorde de cemento”. ¿Así llaman ahora al Iso E Super? ¿al Dihidromircenol?.


Ocasiones para su uso: Nunca.

No, ahora en serio, cualquiero momento a diario, para cualquier cosa. Es una fragancia sin pretensión alguna, nada brillante, bastante triste. Al final acabará vendiendo bastante, es un olor que se lleva ahora (por algún motivo), el olor de estos “antiperfumes” con un frescor artificial y sensación a limpio sacada de un laboratorio. No va a llamar la atención de nadie (aunque reconozco que algún chavalito triunfará con él).


Reflexión: sinceramente, me parece una obra a años luz de CK One. One rompió esquemas en 1996, fue todo un éxito y lo sigue siendo. Un olor unisex, agradable, un citrico floral muy radiante que nunca queda mal, que vale para todo, y con un precio fantástico. Esto que nos dan aqui es un vago intento de sumarse a la moda actual… bueno, no se si vago, es que es lo que últimamente nos dan todas las marcas, y en cierto modo lo logra. Una fragancia que sigue los pasos marcados por cosas como Bleu de Chanel o Sauvage de Dior, pero donde esas pretenden ser “perfumes”, esta pretende ser una fragancia de díario.

En resumen,

mi valoración: triste

tick

tick transparente

tick transparente

tick transparente

tick transparente

1 comentario

    • jogarma on 14 febrero, 2016 at 10:24 am
    • Responder

    Pues si este ck2 es puro despropósito. La one nunca fui fan pero al menos huele a algo no a pastiche químico.
    La,be la use y la acabe aborreciendo pero bueno era una hostia de calone en la,linea de otras con clone.
    Y la shock me parece muy buena. Un olor agradable y bien hecho. De esas cosas junto a avant garde de lanvin buenas bonitas y baratas.
    Pero esto no. Esto es un desastre en toda regla

Deja un comentario

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.