Black Orchid de Tom Ford

Tom Ford es una de esas personas que parece convertir en oro todo lo que toca con su varita mágica. Aquello en lo que se aventura, triunfa: moda, empresas, cine… y, cómo no, perfume. Cuando en 2006 se comentaba el futuro lanzamiento de su propia línea, Tom Ford ya había trabajado en la dirección artística de perfumes legendarios de firmas como Gucci (Gucci pour Homme I y II, los Envy, Rush…), YSL (M7, Rive Gauche pour Homme, Nu) o Estee Lauder (Youth Dew Amber Nude). El nivel de estos lanzamientos justificaba el interés levantado por su futura firma. No defraudó.

Se puso manos a la obra, quería conquistar el mundo del perfume rápido. Contactó con las más grandes casas de perfumería y se puso a trabajar en su Private Collection, 12 perfumes super exclusivos que vieron la luz en 2007, recibiendo aplauso de crítica y público. Sin embargo, antes de todo esto, en 2006, nos ofreció una muestra de lo que estaba por venir con el lanzamiento de su primer perfume signature, Black Orchid, un perfume diferente a lo que salía aquellos años. Un perfume atrevido, intoxicante, oscuro. Un perfume que presento al mundo a Tom Ford como firma de perfumes y que, a día de hoy, sigue siendo considerada una de sus mejores obras, quizás la mejor.

0119481_0.jpeg.ashx

Black Orchid: Sensaciones

Todo lo que rodea a Tom Ford es un lujo muy estudiado. Es algo que se traslada a todos los aspectos de su perfumería. Black Orchid se presenta un frasco negro con detalles en dorado, fino, muy elegante, diseñado por Lalique. Un diseño que más tarde fue utilizado en bastantes lanzamientos de la línea signature de la marca.

Black Orchid es, desde su salida, un perfume que promete opulencia, exotismo y sensualidad. Nos recibe con un acorde ligeramente acuático de melón, ligeros cítricos y grosella negra, que se va haciendo más oscuro y cremoso a medida que una compleja mezcla de notas de chocolate, trufa y especias empieza a dominar la fragancia. En las notas medias, entre los acordes frutales y achocolatados, aparece el bouquet floral protagonizado por una fresca gardenia, jazmín y un acorde especiado de orquídea (acorde que ya se dejó entrever en su legendario Nu EDP para YSL). A estas alturas estamos ante lo que podríamos llamar un corazón floral relativamente oscuro. A pesar de su complejidad, Black Orchid tiene una nitidez increible y sus notas puede reconocerse con facilidad.

Durante las notas altas y medias, Black Orchid sólo ha dejado entrever esa bestia nocturna y oscura que nos promete. Durante estas fases el perfume ya nos ha dejado ver ciertos matices atrevidos, como esa llamativa trufa negra, o tropicales, como la exótica orquídea o las notas frutales, que lo hacen un perfume tan único. Sin embargo, es el secado el que definitivamente lleva el perfume hacía los prometidos terrenos oscuros y más sexuales. El perfume nos presenta una base donde una vainilla es devorada por notas humeantes de incienso, una buena dosis de pachuli y maderas. Sobre esta base caerá ese corazón floral oscuro dejándonos en la piel un duradero aroma oriental gourmand sexy y llamativo.

Pero…¿no es un perfume femenino y dificil de usar?

Puedo estar de acuerdo con lo segundo pero no con lo primero. En teoría este perfume se creó con el público femenino en mente, pero Tom Ford es muy listo. El perfume es tan complejo y presenta tantos matices especiados, orientales y oscuros, que cualquier hombre puede enamorarse de él (salvo que ya haya leído algún anuncio que diga que es femenino y eso le corte el punto). Conozco muchos amigos enamorados de este perfume y que parecen no sentir lo mismo cuando lo llevan puesto que cuando lo huelen en una dama. Este perfume tiene ese don.

¿Difícil de usar? Bueno, estamos ante un perfume bastante llamativo. Es duradero y potente. No lo termino de ver como un perfume de diario. Lo veo para ocasiones, además para ocasiones, ya sabéis, interesantes. Es sexy, atrevido, se hace notar y genera curiosidad. Es único y distinto sin caer en lo raro. Es considerado un perfume de diseñador (a diferencia de la línea Private Collection), pero me parece más niche, original y creativo, que muchos de sus hermanos de la Private Collection. Sin dura, una de las obras maestras de la firma y de lo más recomendable en el mercado actual.

Mi valoración: 9 / 10

IMG-20160907-WA0012

Disponibilidad:

Black Orchid se puede encontrar en formato de 30, 50 y 100ml (EDP) y su precio oscila entre los 50€ y 120€. Actualmente también hay disponible una versión EDT, pero el aroma parece ser distinto, una reinterpretación del EDP (no lo conozco).

Tom Ford Black Orchid eau de parfum para mujer 100 ml

 

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Aparte de que no soy fan de Tom Ford (me parece que tiene mucho hype y una relación calidad/precio un poco desajustada) este Black Orchid no me enamora tanto porque ese corazón de patchouli y madera se me torna demasiado monótono y sobre todo el patchouli se “come” demasiado al resto de notas gourmand, que en la primera fase del perfume, me encantan.
    De todas formas, aunque no me termine de enamorar, me parece un perfume excelente y si que lo veo unisex y tampoco demasiado difícil de llevar, aparte de ser bastante original, sobre todo en los acordes florales.

  2. Tu deja el pachuli ahí que es un homenaje de Tom Ford a los años 70 y todo eso. Vamos, que tiene un sentido artístico. A mi no me parece que tape tanto las otras notas, pero supongo que dependerá de sensibilidades.
    ¿Has probado Nu (El antiguo, claro)? yo creo que ahí ya ensayó algunas de las cosas que puso después en este.
    Sobre su colección, yo creo que son buenos perfumes (la mayoría), algunos muy bien diseñados. Que el precio es un desfase es algo que está claro. Que el tio sabe diseñar cosas que gustan y funcionan, también. Pero es como todo, lo pagas o no lo pagas, esa es tu decisión.
    Respecto a Black Orchid, lo que he dicho, si lo consideramos “designer”, me parece de lo mejor que hay.

  3. No, no he probado Nu.
    Hombre, si lo consideramos designer, si que es de lo mejor. El mismo Noir o incluso Grey Vetiver, los veo
    muy por encima (pero mucho) de Sauvage’s, etc.. A mi me encanta la fase inicial de Black Orchid y es por eso que cuando cambia, me frustra un poco.
    De todas,formas, sigo pensando que hay mucho hype a su alrededor. Vender por 300€ un perfume incluso un poco burdo, que apenas tiene mas que tabaco y vainilla, pues eso… Tom Ford vende mucho ya solo con su nombre, al igual que lo hacen Chanel, Dior, etc.., lo cual, evidentemente, es mérito suyo.

    • Sonnensystem on 26 septiembre, 2016 at 8:50 pm
    • Responder

    Yo tengo un split y lo uso muy poco… Pero sí que me parece un gran perfume.

    Por cierto, la foto del gatito me encanta 🙂

Deja un comentario

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.