Montale – Blue Amber

For here am I sitting in a tin can, far above the world…

Planet Earth is Blue and there’s nothing I can do (David Bowie)

Para salirme un poco del negativismo que envuelven mis más recientes descubrimientos perfumísticos quería hacer una reseña positiva, que me diera buen rollo, y para eso he escogido un clásico para mí. Todo un descubrimiento en mi relativamente corto trayecto como aficionado a la perfumería. Blue Amber de Montale.

Se puede decir que conocí Blue Amber por casualidad, o quizás por atrevimiento. Me movía entonces por muchos foros y este perfume siempre aparecía como uno de lo más recomendables de esta casa francesa que por aquel entonces lo rompía con sus aouds, principalmente Black Aoud y Red Aoud. Por aquel entonces los precios de Montale eran bastante apañados y se podían pedir frascos de 50ml en su web por unos 50€ (no hace tanto, pero los discounters entonces no eran lo que son ahora, entonces esto era muy barato) y si pedías dos te regalaban una miniatura de 20ml (esto lo siguen haciendo). Estábamos cerca de la Navidad y me regalé Black Aoud, ese celebérrimo monstruo de oud, pachuli y rosa, que ya conocía y cuyo espectacular rendimiento me hizo escoger el frasco pequeño para así poder probar otro perfume. Por aquel entonces era complicado conseguir muestras y me lancé a ciegas por Blue Amber.

Sin duda acerté, desde entonces se ha convertido en uno de mis perfumes de cabecera a pesar de haber sufrido algún pequeño destrozo, en forma de reformulación, por el camino. Como con muchos Montale, probarlo en la mano resultó confuso, engañoso. No me gustó, no logré captar la esencia del perfume. Pero cuando lo vestí todo cambió.

Blue Amber se puede considerar un ámbar relativamente tradicional. Pronto, tras una salida algo medicinal (algo típico en Montale, nada sorprendente aquí), el ámbar toma el control, inicialmente acompañado por un toque especiado de cilantro y una buena dosis de geranio que aquí muestra su aire más herbal y verde. Ámbar, geranio y cilantro tardan un poco en asentarse, pero en cuanto lo hacen, te ves envuelto en una nube de ámbar con un toque fresco y sutilmente picante.

El perfume no tienen un desarrollo muy complejo, y su sencillez es uno de sus puntos fuertes si eres un amante de los ámbar más tradicionales. Nuestro ámbar va poco a poco fundiéndose en una base de relajante vainilla con una pizca de pachuli rellenando algunos huecos. Dentro de la dulzura natural de la vainilla, esta es de las menos dulces y mezcla perfectamente con el ámbar. No ahoga al ámbar, lo complementa. Y así acaba configurándose este ámbar avainillado con ese toque ligeramente herbal del inicio que nos acompañará durante horas.

Dentro de los ámbar, yo sitúo Blue Amber, entre los más tradicionales. Un oriental  ámbar avainillado y suavemente empolvado, sin una evolución dramática, sin excesiva complejidad, en la línea de perfumes como Ambre Precieux de Maitre Parfumeur et Gantier o L’Eau d’Ambre de L’Artisan Parfumeur.

En lo personal es un perfume que me encanta. Noto como si creara un aura protectora, relajante y nostálgica en torno a mi persona. Un perfume cómodo, que me hace sentir y pensar que las cosas sencillas a veces son las mejores. Un perfume que me separa un poco del mundo y me salva de tener que aguantar olores no deseados.

Para mí, un perfume esencial que reúne todo lo necesario: un olor tan bonito como sencillo, un rendimiento excepcional y un precio bastante razonable. Después de bastantes años sigo enamorado de este líquido y el precioso azul de su peculiar frasco de aluminio. Quizás haya por ahí perfumes de ámbar más artísticos pero, por un motivo o por otro, pocos me acaban convenciendo más que este. Sin duda uno de mis tops dentro de Montale y dentro de mi colección, y que podría perfectamente ser mi signature una vez que reduzca un poco esta.

Valoración: 9 / 10

 

3 comentarios

  1. Yo probé Blue Amber en su formato “original”, gracias a Postumo y me pareció francamente magnífico. Así como nunca pude con Black Aoud, este ámbar denso y con el punto justo de dulzura, me encantó. Recuerdo que no me pareció un perfume simple, sino con bastantes matices. Me pareció mas simple Amber Absolute de Tom Ford, por ejemplo.

    La pega es que me compré un frasco en Fapex (ahora Notino) y supongo que fruto de la reformulación que comentas, era bastante diferente, menos denso y mas simple, perdiendo gran parte de su gracia. Una lástima.

    1. Tampoco me parecen tan dramáticos los cambios. Creo que el problema es que estamos muy sensibles y hay una componente psicológica en todo esto. Yo estaba en que lo habían cambiado mucho y un día lo vestí y volvieron las buenas sensaciones. Que sí, que algo tocado está, como todo, pero no como para dejar de valorarlo.

      1. No se, yo me compré el frasco entero sin saber que lo habían “tocado” y me llevé un fiasco. No es que el nuevo sea horrible, es solo que no es lo mismo, es mucho menos denso y mas simple y la sensación de que me están dando gato por liebre, no me la quito de encima…
        Lo de clásicos como Habit Rouge o Heritage, ya no tiene nombre…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.