Laurent Mazzone – Ambre Muscadin

Siempre recomiendo dar varias oportunidades a perfumes que no te dan la mejor de las impresiones porque tu opinión puede cambiar con los usos. Ambre Muscadin es uno de esos perfumes que he acabado entendiendo tras forzarme usarlo varias veces. En mis primeras pruebas difícilmente lo olía y lo que olía no me gustaba. Decir que mi opinión ha dado un giro de 180º sería algo exagerado, pero decir unos 135º sería razonable.

Ambre Muscadin pertenece a la colección White Label de Laurent Mazzone Parfums y fue lanzado en 2011, años en los que esta firma tuvo algo de hype con lanzamientos como este Ambre Muscadin, Black Oud, Patchouli Boheme o Sensual Orchid. La firma no ofrece información sobre quién es la nariz detrás de esta y otras de sus obras, pero al parecer se trata de la difunta Mona di Orio, persona cercana a Laurent Mazzone.

He leído en otras reseñas sobre este perfume que lo describen como un perfume en torno al ámbar o maderas melosas, pero yo discrepo. En mi opinión, es un perfume construido en torno al almizcle. Un almizcle carnal, sensual, que a veces deja entrever algún matiz animal, sin llegar a ser sucio o skanky, pero está lejos de ser limpio. Desde el inicio pega fuerte este almizcle, acompañado de suaves maderas y un toque de violeta que empolva la composición y complementa esa sensación de segunda piel que transmite este almizcle.

Sin que transcurran muchos minutos entran en juego los elementos orientales de este perfume. El almizcle es envuelto por miel blanca y vainilla, dos acordes tratados con mucha sutileza, en especial la miel, una nota que puede resultar complicada. En Ambre Muscadin la miel encaja perfectamente con el almizcle. Enriquece su textura y logra no resultar dulce o empalagosa ni transmitir esa faceta animal que muestra en otros perfumes como Absolue pour le Soir de Francis Kurkdjian.  A medida que avanza el secado va tomando fuerza un acorde de base compuesto por ámbar, benjuí y cedro. El ámbar es muy ligero,casi transparente y con el benjuí y el cedro crean una textura cremosa ligeramente empolvada, dulce pero muy equilibrada. A pesar de sus ingredientes, Ambre Muscadin es un perfume difícil de definir como dulce en su conjunto.

El resultado general vendría a ser un almizcle algo powdery envuelto en acordes orientales de miel, ámbar y benjuí. Los ingredientes están tratados con buena mano para que ninguno destaque especialmente en la composición resultando una composición armoniosa, sin sobresaltos ni giros dramáticos. El resultado no es dulce en el sentido gourmand del término, y se puede decir que el conjunto mantiene un cierto equilibrio entre la carnalidad y la inocencia. El almizcle puede dar cierta sexualidad al perfume pero, como acertadamente comentan algunos usuarios en Fragrantica.com, por momentos parece que estamos ante un lujoso y refinado aceite o polvo para bebés.

He leído comparaciones con otros orientales como Musc Ravageur o Shalimar. Si bien es cierto que Musc Ravageur es también un perfume construido en torno a un almizcle envuelto en notas orientales y especias, su resultado es claramente más gourmand. Shalimar comparte ciertos elementos pero, en conjunto, tiene poco o nada que ver. Shalimar es una bestia completamente distinta, más contundente y sensual, con menos espacio para la inocencia que deja ver Ambre Muscadin. La teoría de que Mona di Orio está detrás de este perfume  me parece perfectamente plausible ya que existen bastantes similitudes con algunas de sus obras como Ambre y, sobre todo, en mi opinión, Musc de su colección Les Nombres d’Or.

El rendimiento es bastante bueno, aunque su proyección es tímida pasadas una o dos horas. Un perfume unisex, aunque eso dependerá bastante de cuál sea tu predisposición a estos almizcles.

En general me parece un buen perfume pero no termina de encajar conmigo. No soy fan de los almizcles, de estas segundas pieles, ni de perfumes musky-powdery. No encuentro el momento para usar un perfume como este. ¿Noche o día?¿Ocasiones especiales o diario?¿Para trabajar, para salir? No lo sé. Aunque su calidad es innegable no logra convencerme del todo y me acaba cansando un poco. Tengo un frasco antiguo que conseguí en un cambio, pero dudo que jamás me comprara este perfume, sobretodo después de la subida de precios de la firma (hace nada estaban a 125€/100ml y ya van por 160€… como si tal cosa)

Mi valoración: 6,5 / 10

Deja un comentario

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.