Top Perfumes Día de la Madre

Se acerca mayo y con él el Día de la Madre. Sinceramente nunca he prestado mucha atención a este día pero el bombardeo mediático nos ha puesto en nuestro sitio y hemos pensado que sería interesante proponer algunas recomendaciones para alegrar ese día con un buen perfume a la mujer que nos trajo al mundo. Y es que un perfume nunca puede ser un mal regalo (aunque siempre hay algún sieso o siesa, dicho esto con cariño). Recogiendo las recomendaciones de algunos amigos y amigas vamos a proponer una lista intentando cubrir la mayoría de géneros y estilos que hay en la perfumería, y dando opciones asequibles para todos los bolsillos, así que habrá un poco de todo. Esperamos que os guste.

Top Perfumes para el día de la Madre

Lo principal, antes de ir decididos a la tienda o a nuestras e-shops de confianza es lo siguiente: ¿Qué tipo de perfumes le gustan a mi madre?. Supongo que si has decidido regalarle un perfume a tu madre sabrás qué le suele gustar, cuáles ha usado antes, cuáles te ha comentado… si no, habla con ella, pregúntale. Para eso está ahí siempre. Vamos a tratar unos cuantos estilos y seguramente alguno encaje.

La madre de Bernard de Hoog

La madre de Bernard de Hoog

Los grandes clásicos…

Dependiendo de la edad de nuestra madre o de su experiencia en el mundo de los perfumes nos podemos encontrar una mujer que sienta pasión por los grandes clásicos de toda la vida, elegantes, señoriales con ese aura tan característica. Sí, aquí entraría el mítico Chanel nº5, pero ese no creo ni que haya que recomendarlo, a todos se le viene a la cabeza, es un pelín “especial” y si tu madre lo usa probablemente lo sepas y ella se niegue a cambiarlo. Seamos un poco originales.

Siguiendo con Chanel podríamos hablar del espectacular Coco Chanel, que vamos a recomendar en su versión Eau de Toilette, un complejo oriental muy especiado, amaderado y potente. Un bouquet floral protagonizado por la rosa búlgara, acompañada de jazmín, azahar y clavel, intensamente especiado por notas de clavo y cilantro, sobre una base oriental de vainilla, ládano, opoponax, ambar y sándalo. Un perfume de mucho rendimiento y carácter, muy de su época, los ochenta, pero tan adelantado a su tiempo como para ser llevable ahora.

S123460_XLARGE

Podemos hablar también de los clásicos de Guerlain, otra marca histórica que nos ha ofrecido perfumes como L’Heure Bleue, un nostálgico oriental que lleva entre nosotros desde 1912. Sedoso, romántico como la hora azul justo antes del anochecer a la que su nombre se refiere. Notas altas de anis y bergamota nos llevan a un complejo corazón atalcado floral con clavel, iris, heliotropo, rosa búlgara y flores blancas que reposarán sobre una cremosa base de vainilla, benjuí y sándalo. También el mítico Mitsouko, un exuberante chipre con una jugosa salida de melocotón y bergamota, un corazón floral de rosas, lilas, jazmín e ylang, sobre una característica base de musgo de roble, vetiver y ámbar. Y ya, de paso, también citar Samsara, ese potente jazmín oriental sobre una base de sándalo y vainilla.

L'Heure Bleue

L’Heure Bleue

Otros grandes clásicos que nos gustaría citar serían, por ejemplo, Arpege de Lanvin, lanzado en 1927 y reformulado en 1993, un floral aldehídico muchas veces comparado con Nº5, y que se puede encontrar a precios fantásticos. El opulento oriental Lou Lou de Cacharel, construido en torno acordes florales de tiaré, nardo y jazmín, envueltas en notas balsámicas de incienso y benjuí sobre una base oriental de vainilla y sándalo. Rive Gauche de YSL otro floral aldehídico en el que los acordes algo metálicos y fríos de los aldehídos son acompañados por notas florales, principalmente una espectacular rosa, sobre una comfortable base de vetiver, musgo y notas balsámicas. Para terminar esta sección de clásicos vamos a dejar caer por aquí el histórico Bandit de Robert Piguet, un chipre con notas animalísticas, un agresivo cuero ahumado acompañado por acordes florales verdes y vetiver; complejo, potente, algo frío, con mucha personalidad y carácter.

Frescos, acuáticos, cítricos…

Quizás nos hemos extendido demasiado hablando de auténticos clásicos de toda la vida, pero probablemente vuestra madre prefiera perfumes más livianos, modernos y desenfadados. En este género podríamos incluir al revolucionario CK ONE (al menos en su día), primer perfume de diseñador abiertamente unisex, o al menos el primero que tuvo un gran éxito, con jugosas notas cítricas frutales de salida, su corazon de notas verdes y florales sobre una base de notas acuosas, ambar y cedro. Limpio, fresco, agradable, cumplidor en toda situación y realmente económico.

Nos gustaría recomendar en esta línea L’Eau d’Issey de Issey Miyake, popular perfume que pretende evocarnos cataratas de agua fresca, flores mojadas y bosques en primavera. Con acordes frutales y florales de melón, loto, ciclamen, freesía y rosa, sobre notas acuáticas y una base de cedro y ámbar. Este perfume fue todo un éxito en los 90, pero sigue siendo todo un superventas. Fresco, transparente, limpio. En el mismo estilo pero más actual podríamos recomendar Acqua di Gioia de Giorgio Armani, otro floral acuático con una refrescante salida de cítricos y menta, con un corazón de notas acuáticas, flores blancas, peonía y pimienta rosa, sobre una base de ámbar, cedro y un curioso toque de azúcar.

Acqua di Gioia de Armani

Las notas de té también son clásico en los perfumes frescos y primaverales, y han sido realmente populares y reconocibles por la calle, de seguro que muchas de nuestras madres disfrutan de un buen perfume de té verde, desde el muy asequible Green Tea de Elizabeth Arden, o en una gama más alta, una de las obras maestras de Jean Claude Ellena para Bvlgari, Eau Parfumée au Thé Vert, un estudio del té verde, con el frescor de salida de la bergamota y la pimienta, un corazón floral de rosa y jazmín, y una base de cumarina, maderas y musgo. Un perfume brillante, suave, pero lleno de detalle y una reconocible estela. Su última versión, Eau Parfumée au Thé Bleu de Daniela Andrier, es una totalmente recomendable variante sobre el té verde al que se añaden como compañeros de viaje el iris y la lavanda.

Entrando un terrenos de lo niche cabría destacar el nuevo lanzamiento de Diptyque, Eau des Sens, un sencillo pero elegante perfume de flores blancas y jugosa naranja, con toques de enebro sobre una base ligera de pachuli y angélica. El perfume es ligero, básicamente un azahar anaranjado sobre una base amaderada algo verde y terrosa. Sencillo, bonito, natural. En esta misma línea de cítricos cómo no recomendar el gran Orange Sanguine de Atelier Cologne, olor de jugosas naranjas sanguinas acompañadas de algunas notas florales y amaderadas, pero básicamente un olor muy natural y duradero a naranjas. Altísima calidad.

En una línea menos cítrica y más floral podríamos disfrutar de dos lanzamientos de Francis Kurkdjian como Absolue Pour Le Matin, un cítrico fresco, elegante y duradero, con notas de bergamota y limón de sicilia, con romero y elegantes y atalcadas notas de iris y violeta, olor a amanecer y sábanas blancas. O Aqua Universalis Forte compuesto con cítricos y flores blancas sobre notas acuáticas, amaderadas y almizcle blanco, presentado en una alta concentración de perfume para garantizar un buen rendimiento.

Gourmands, orientales y perfumes atrevidos

Quizás vuestra madre prefiera perfumes imponentes, sensuales y atrevidos. Normalmente estas características se encuentran con facilidad en los perfumes orientales y gourmand (y en algunos grandes florales). Dentro de estos géneros seguro que a todos y todas se os viene a la cabeza Angel de Thierry Mugler, un oriental que dio nacimiento al género gourmand con su explosiva mezcla de pachuli, chocolate, caramel y vainilla, adornado con notas frutales, algodón de azucar y miel. Un perfume muy potente y controvertido, que no deja indiferente, y con suficientes flankers para satifacer a aquellas personas que no tengan suficiente con el original. Nos gustan especialmente (aunque no sean fáciles de encontrar) Angel – The Taste of Fragrance que potencia las notas de chocolate negro, o Angel – Liqueur de Parfum que añade notas licorosas de coñac, reduciendo el dulzor original, haciéndolo más redondo. Totalmente recomendable el último lanzamiento de la firma Angel Muse que retiene algo del ADN del original, pero reduce la explosividad del pachuli azucarado del original, añadiéndo notas de avellana y crema batida, haciéndolo más amaderado y cremoso, con un vetiver en la base que le proporciona un toque andrógino. Un gourmand menos dulce, más luminoso y elegante, para quienes Angel sea demasiado.

También en este género nos encanta Dior Addict, un perfume que por donde va llama la atención. Es intóxicante y muy radiante. Una vainilla potente decorada con matices afrutados y verdes en la salida que pronto dan paso a un corazón cargado de azahar y absoluto de jazmín sambac. Duradero y llamativo. Éxito seguro.

black orchid

En esta misma línea de perfumes no podríamos dejar de recomendar el clásico de Tom Ford: Black Orchid (EdP). Un potente, lujoso y complejo perfume oriental con notas cítricas y frutales de salida, con un acorde muy original de trufa y un corazón floral donde destaca una orquidea picante, acompañada de suaves flores blancas, todo ello sobre una cremosa y duradera base de chocolate, pachuli, incienso, ámbar, vainilla y sándalo. También nos parece recomendable, para quien quiera atraer la atención con su perfume, el rimbombante Insolence (EdP) de Guerlain, un floral afrutado en el que acordes de frambuesa y bayas rojas bañan un bouquet floral ligeramente atalcado con iris, violeta y rosa, todo ello sobre una balsámica base de resinas, ligero incienso y haba tonka. Muy duradero y atractivo.

Hablando de perfumes llamativos no nos gustaría dejar fuera Kenzo Jungle L’Elephant, un perfume con un nombre que le viene como anillo al dedo, potente como él solo. Una mezcla de especias calidas y frescas: cardamomo, comino, clavo… que mezclan con una potente vainilla, regaliz y canela. Un perfume para amantes de lo especiado. Es como un té chai cargado de vainilla hasta arriba de esteroides. También, sin salirnos de los orientales especiados y llamativos, cómo ibamos a dejar fuera el mítico Opium de YSL, probablemente ya no es el de antaño, víctima de reformulaciones y cambios, pero aún así sigue siendo reconocible, generando comentarios y giros de cabeza allá por donde pasa. El corazón de la fragancia es una combinación floral picante de clavel y especias (comino, clavo, canela) y un toque de rosa, pero lo más importante de Opium es su densa y duradera base con maderas y una pléyade de notas balsámicas y resinosas (mirra, benjuí, opoponax…), sobre una fuerte carga de incienso, ládano y tabaco. En resumen, un incienso especiado y resinoso con toques de clavel, para una mujer fuerte y con carácter.

No nos gustaría terminar con este “género” sin citar algún buen ámbar, y nos vamos a decantar por el popularísimo L’Air du Desert Marocain de Andy Tauer. El perfumista nos propone un perfume que pretende evocar el desierto del Sahara a la luz de la luna. ¿Lo consigue? Eso es muy subjetivo, pero nos da una fantástica combinación de notas especiadas y orientales, comino, cilantro y petitgrain en la salida, un corazón de jara y jazmín y una base de vetiver, cedro y algo de pachuli, todo ello bañado en un fantástico ámbar de principio a fín. Considerado una de las obras maestras de los últimos años y totalmente unisex (aunque habrá quien nos discuta esto). ¿Por qué no recomendar su, etiqueda como feminina, Le Maroc pour Elle? Básicamente no es el mismo géner, Le Maroc es un jazmín muy oriental y balsámico, aunque es totalmente recomendable, iría en el siguiente grupo..

Wüste_Fl_113_Vorderseite_web

Los florales…

Quizás, por la época del año en la que estamos, junto a los perfumes frescos, sean los más agradecidos, al fin y al cabo estamos en primavera y un buen floral siempre viene bien. Veamoslos por “familias”…

Flores blancas

En este grupo incluiría, básicamente, jazmines, azahares, nardos y, quizás, gardenia. Hablando de jazmines ya recomendamos para primavera el gran Sarrasins de Lutens, pero esta vez vamos a optar por algo más sencillo y, quizás realista, como Á la Nuit de Lutens, una mezcla de jazmines (indio, egipcio y marroquí), notas verdes y un toque de miel y benjuí en la base. Un perfume muy primaveral centrado absolutamente en el jazmín. Otra alternativa, para amantes del jazmín exclusivamente, sería Full Jasmin de Montale, cuyo nombre lo dice todo. Un perfume potente y algo indólico que de cerca puede resultar chocante pero deja una larga estela que hará a la gente preguntar dónde están los jazmines. Para quien quiera un jazmín menos realista, más adornado, pero no falto de calidad, nos gustaría recomendar Pure Poison de Dior, un jazmín limpio y fresco acompañado de cítricos y una base amaderada.

neroli-blanc-collection

Respecto al azahar nos gustaría recomendar, como siempre, Fleurs d’Oranger de Lutens, un perfume que dificilmente puede disgustar a alguien. Un exuberante azahar acompañado con matices de jazmín y nardo, ligeramente endulzado por un toque de rosa, acompañado de especias que aportan cuerpo y longevidad pero que nunca hacen perder protagonizmo a la flor de azahar. Fresco, alegre, lozano, buen rendimiento, se puede encontrar a buen precio. Un 5 estrellas. Otro perfume que nos ha sorprendido gratamente ha sido Neroli Blanc Intense de Au Pays de la Fleur d’Oranger un llamativo azahar acompañado de refrescantes notas cítricas de salida y dulces notas frutales y de vainilla en su corazón y base. El resultado un azahar radiante que se torna dulce y cremoso pero sin excesos, un ligerísimo toque verde del nerolí mantienen el dulzor a raya.  Se podría ver un estilo similar a Alien de Mugler, aunque es bastante diferente en aroma. Es niche, pero su precio es apañado y lo podéis comprar diréctamente en la página web de la marca. ¡Y casi se me olvida! Essences Insensées 2015 de Diptyque, tan sencillo como espectacular, mezclando dos cosechas de jazmín, con azahar y albahaca, super natural, muy nítido y conbuen rendimiento, lástima que parezca una edición limitada (y que el frasco, con vaporizador de bomba, sea tedioso).

La otra reina de las flores blancas, el nardo, un aroma complejo con matices verdes, frescos, alcanforados, pero también dulce, cremosa y tropical. Hablando de nardo siempre recomendamos Carnal Flower de Frederic Malle, radiante, tropical, fresco, exuberante… pero entendemos que es realmente caro y no para todos los públicos. Luego siempre son recomendables dos clásicos: Fracas de Piguet y Poison de Dior. Fracas ya no es la bomba que era antes, pero sigue siendo un nardo complejo y elegante, con muy buena presencia. El nardo, protagonista, se rodea de multitud de notas: cítricas y verdes frescas en la salida con un toque cremoso de melocoton, una larga lista de flores en el corazón de la fragancia que le dan mucha profundidad y matices. Mantiene la elegancia de la época de las divas en la que fue lanzado, 1948, aunque fue modernizado a finales de los 90. Poison tampoco es el gran perfume ochentero que era cuando apareció en 1985, está domesticado y es más ligero, lo han adaptado a los tiempos, pero sigue siendo un gran perfume. Las flores blancas son endulzadas por el aroma de ciruelas y frutas del bosque. Estos acordes se mezclan con notas orientales de inciensos, miel, maderas cremosas, vainilla y especias que dan una textura mantecosa al perfume. La mezcla es curiosa, pues está textura densa y mantecosa tiene un toque fresco por el caracter mentolado y alcanforado que en ocasiones muestra el nardo. Toda una experiencia.

Tuberose Gardenia

Finalmente queríamos recomendar una gardenía, en este caso mezclada magistralmente con nardo, como es el espectacular Private Collection Tuberose-Gardenia de Estee Lauder. Nos encontramos un perfume luminoso, opalescente, que logra que el brillo de las flores no decaiga hacía las típicas notas de base, sino que duran todo el secado. El perfume es gardenía con los matices frescos y dulces del nardo de principio a fin, con matices verdes en la salida y avainillados en el secado. Un perfume potente y radiante que se hace notar. Caro (no tanto como Carnal Flower), pero con un rendimiento espectacular, con una luz y un frescor difíciles de ver en un perfume de tal potencia. Una obra maestra.

Rosas

Las rosas son un clásico el Día de la Madre, y muchas de nuestras madres son grandes fans de la rosa…¿Por qué no un perfume de rosa? Hay muchos y de tantos tipos que podríamos llenar párrafos y párrafos. Abreviemos.

Hace poco descubrimos uno de los primeros éxitos de Montale, Roses Musk, inicialmente una rosa delicada, dulce y fresca, algo tímida pero que gana fuerza con el tiempo y se vuelve más seductora con la aparición del ámbar. Sencillo, algo lineal, pero muy bonito, alegre y con gran rendimiento. Si buscas algo menos dulce  y más especiado la alternativa ideal podría ser La Fille de Berlin de Serge Lutens (que buenos florales hace…) una rosa muy natural, profunda y oscura acompañada por especias, especialmente pimientas. Un gran perfume.

Otra rosa espectacular y casi sin adornos es Rose Absolue de Annick Goutal, basícamente una mezcla de essencias de rosas de todo el mundo (de mayo, turca, búlgara, damascena, egipcia y marroquí) creando un fabuloso bouquet. Si el presupuesto no es un problema Une Rose de Frederic Malle puede hacer las delicias de las amantes de las rosas más exigentes, una gran rosa roja bañada en vino y acordes afrutados. También es bastante especial a la vez que recomendable la intensidad gourmand de Une Rose Vermeille de Andy Tauer, donde una dulce rosa mezcla con violeta y frambuesa sobre la potente base oriental tan clásica de Tauer. Hablando de notas orientales, Perfume Calligraphy Rose de Aramis puede ser una gran alternativa, una de las sorpresas de los últimos años que acompaña la rosa con una compleja mezcla de notas orientales y balsámicas (incienso, mirra, ládano, estoraque, azafrán…) con una magnífica relación calidad precio. Si queremos ya algo totalmente oriental y siguiendo la moda reciente del oud, podriamos recomendar algo como Wild Rose Oud de Mancera, una rosa especiada y algo verde, con toques de pachuli, oud y vainilla, menos oscura y densa que otras combinaciones de rosa-pachuli-oud, probablemente el más fácil de llevar de los perfumes con esta combinación.

Perfume Calligraphy Rose

Si no queremos complicarnos por el camino del niche, soliflores o mezclas exóticas, podemos encontrar buenas alternativas en el mercado designer como Bvlgari Rose Essentielle, o Elie Saab Le Parfum Rose Couture que enriquece el parfum original con una fuerte carga de petalos y esencia de rosas. O Paul Smith Rose, una rosa verde y fresca acompañada de té verde y notas acuáticas. O, por qué no, Chloe EDP, lanzado en 2008 y que se aleja del aroma a nardos del original (1975), orientándose en esta ocasión hacia el aroma de las rosas, un perfume muy versátil para el día a día. Sin olvidarnos de algunos grandes de YSL como Paris o Rive Gauche, pero de estos dudamos un poco porque no sabemos cómo habrán quedado tras las reformulaciones sufridas después de que L’Oreal se encargara de los perfumes de YSL.

Iris

El iris es una flor con un aroma curioso pero a la vez elegante, con tonos frios, a veces se presenta atalcado o seco y se relaciona con el aroma de las violetas, el cuero, la zanahoria o la frambuesa, según se potencien unos u otros de sus matices. Se usa mucho en perfumería aunque en pocas ocasiones es protagonista absoluto. Su aroma no es especialmente potente y, por tanto, los perfumes de iris suelen ser bastante comedidos, más íntimos que llamativos. Por algún motivo siempre evocan elegancia y calma.

Como siempre, si el presupuesto no es un problema, Iris Silver Mist de Lutens podría ser la mejor opción, un aroma profundo, sereno y relajado. El aroma vegetal de la raiz del iris combina con el frio y elegante aroma de la flor, una composición totalmente fiel al nombre que lleva, parece como si respiraras en medio de una niebla plateada en la que todo huele a iris. Otra opción interesante sería Bois d’Iris de Van Cleef & Arpels, en este caso el iris se mezcla elegantemente con notas cálidad orientales y balsámica de incienso, mirra, ládano y ámbar. Suave, comfortable y elegante. Sin salirnos del niche tenemos uno de nuestros favoritos, Equistrius, de Parfums d’Empire un iris cálido y empolvado mezclado con notas de ante, arroz y chocolate, sobre una base de ámbar y vetiver. Está lleno de contrastes, entre lo frío y lo cálido, entre lo cremoso y lo seco, lo dulce y lo amargo. O también D600, de la firma catalana Carner Barcelona, que tras una salida cítrica nos deja con una vainilla cargada de iris y especias suaves sobre un fondo de vetiver y cedro.

Infusion d'Iris

Tampoco podemos dejar atras las clásicas infusiones de Prada, Infusion d’Iris e Infusion d’Iris Cendre, son iris ligeramente atalcados, limpios y frescos, con un toque de incienso, benjuí y almizcle, que te traen esa imagen de dias soleados y ropa blanca tendida al sol. Muy elegante en cualquier situación. No podemos olvidar tampoco dos clásicos como Chanel nº 19 Eau de Parfum, del que ya hablamos, o Hiris de Hermes en la que el iris se combina con acordes aldehídicos y se ve enriquecido por la textura empolvada y profunda de la violeta, la sensualidad del azahar y la cremosidad de las maderas.

Otras flores…

Azahar, rosa, nardo, iris… son flores muy populares en perfumería, pero existen otras secundarias que a veces encuentran su papel estelar en una gran obra, quizás nuestra madre es una enamorada de otras flores y tengamos que buscar perfumes más “especialitos”. Así, por ejemplo, podemos hablar del reciente Ostara de Penhaligon’s en la que Bertrand Douchafour nos presenta un narciso en todos sus aspectos, cubriendo todos los matices de su aroma usando para ello una compleja pirámide de notas y dándonos un perfume muy radiante para que podamos apreciar sus matices.

Magnolia

Podemos optar por regalar a nuestra madre un perfume como Magnolia de Daniel Josier, un perfume fresco y cítrico, en el que la magnolía se esconde entre jugosas notas cítricas, acordes acuosos y verdes sobre una base de vetiver, pachuli y un poco de vainilla. Muy alegre, de los perfumes que suben el ánimo. También en torno a la magnolia, pero más serío y clásico, podemos encontrar Magnolia Nobile de Acqua di Parma, con un arranque cítrico muy típico de la tradición y el estilo de una casa que favorece las colonias, en su corazón nos presenta una magnolia acompañada de otras flores blancas con una base de sándalo, pachuli y vainilla.

Vamos a continuar con dos Diptyque que son buenos representantes de lo que serían un soliflor de jacinto y de freesía. Me refiero a Un Jardin Clos y a Ofreesia. El primero es una bomba de jacinto acompañado por lilas y notas amaderadas. El segundo es más sútil, un aroma delicado que evoca los platos con agua llenos de freesias que nuestras abuelas ponían para perfumar las habitaciones. Dos pequeñas maravillas minimalistas, cada una en su estilo.

Si buscamos lilas, las mejores podemos encontrar en En Passant de Frederic Malle, que no las presenta frescas y delicadas. Pero si buscamos los matices más oscuros y comples de la flor, una gran alternativa puede ser Desarmant de La Perfumerie Moderne, un floral tan atrevido como clásico en su inspiración. Recientemente llegado a la mayoría de centros El Corte Inglés podéis probar Lilac Path de Aerin Lauder (nosotros estamos en ello, pero pinta bien). Si buscamos lirio del valle como protagonista, el Carillon pour un Ange de Andy Tauer nos puede proporcionar una gran alternativa: verde, atrevido, potente.  Si buscas algo más clásico, Pleasures de Estee Lauder puede ser tu opción.

Podríamos seguir, pero el artículo empieza a ponerse cansino y tedioso. Hay muchísimos perfumes interesantes que probar y que pueden hacer las delicias de nuestra madre en su día. Aquí tenéis sólo una pequeña lista.

La mayoría de estos perfumes se pueden encontrar a buen precio en nuestros anunciantes (Fapex o Perfume’s Club), cadenas como Aromas, Primor, Bodybell, El Corte Inglés, o tiendas niche como las que tenemos en nuestra sección de enlaces, Le Secret du Marais, Perfumeria Benegas, Regia, Nadia Perfumerias, etc…

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.