De nuevo, y gracias otra vez a Albert Ridao, puedo presentaros una marca desconocida por estos lares. Se trata de Musc et Madame, una firma afincada en Los Angeles y perteneciente al grupo Capsule Parfumerie, una empresa de perfumería que agrupa varias marcas de perfumería artesanal y cruelty free como la citada Musc et Madame, Saguara, Capsule Parfums o Fiele Fragrances.

El objetivo de Musc et Madame es componer fragancias combinando los más delicados y preciados absolutos florales con almizcles animálicos, obteniendo como resultado perfumes florales sucios y algo decadentes equilibrados con acordes sensuales, refinados y femeninos. Perfumes hipnóticos, cálidos, íntimos y decididamente femeninos, creados para interactuar con el calor natural de la piel y proporcionar una experiencia olfativa única usando los mejores absolutos y  más exquisitos extractos.

Tras estas palabras sacadas (más o menos) de su web oficial me gustaría hablar de su colección, formada por 4 perfumes, cada uno con una flor como protagonista: Neroli Daim, Jasmin Cuir, Ylang Tabac y Ambrette Rose.

Neroli Daim

Notas: nerolí de Francia, Egipto, Marruecos y Túnez, bergamota, absoluto de azahar, absoluto de rosa, absoluto de jazmín, sándalo, haba tonka, musgo, almizcle, vainilla y ante.

Neroli Daim nos proporciona desde su inicio un exuberante y radiante acorde de nerolí en el que se pueden apreciar todos los matices de este ingrediente a la vez: alegre, dulce, juvenil, amargo, maduro, clásico… por momentos te da una sensación, por momentos, otra. De los mejores nerolí que he olido en mucho tiempo. Un brillante toque cítrico da vida a este acorde, mientras que el azahar, el jazmín y la rosa actúan de soporte para el auténtico protagonista de la composición, sin llamar demasiado la atención en ningún momento. A medida que avanzamos en el secado el perfume se dulcifica y redondea con notas de ante, vainilla empolvada, sándalo cremoso y un toque terroso y verde de musgo.

Un perfume de lo más interesante, fresco y desenfadado, ideal para primavera y verano. Sin mucha proyección pero con bastante duración. En estilo puede recordar por momentos a Divin Enfant de Etat Libre d’Orange, otro nerolí algo gamberro, dulce y empolvado con toques de tabaco.

Ylang Tabac

Notas: ylang ylang de Comoros y de Madagascar, absoluto de jazmín de la India, bergamota, almendra, pachuli, haba tonka, vainilla, iris, almizcle, castoreo, musgo de roble y tabaco.

Ylang Tabac presenta una exótica e intoxicante mezcla de Ylang Ylang, endulzado con vainilla y una almendra que empolva la composición, sobre una base de  fino tabaco,el aire sucio y carnal del castóreo y el punto terrose del musgo de roble. El resultado general es un perfume decadente con ese reconocible tono retro que dan el musgo y el castóreo que te transporta a otros momentos de la historia de la perfumeria.

Quizás el que menos me gusta de la colección pues reúne algunos de los elementos con los peor me llevo en esta afición, como el ylang ylang o el castóreo. Aún así una composición a tener en cuenta.

Jasmin Cuir

Notas: absoluto de jazmín de la India, absoluto de jazmín egipcio, absoluto de osmantus, absoluto de rosa, albaricoque, bergamota, pimienta rosa, expresso, pachuli, cedro, ámbar, indolene, tabaco, almizcle y cuero.

Jasmin Cuir busca mezclar la exuberancia clásica del jazmín con un cuero frío y animal. Matices de pimienta rosa y tabaco ahumado enriquecen la composición. El uso de indolene es lo que define el carácter de la fragancia. El indolene es un ingrediente que reproduce las facetas más animales y fecales de las flores blancas, principalmente el jazmín. Aquí es el elemento que entrelaza el jazmín con el cuero dando como resultado un cuero floral rudo, sucio y animal de aire bastante retro. Un cuero que por momentos me trae recuerdos de otro cuero animal de corte retro como es Rien de Etat Libre d’Orange, aunque sin los aldehídos, el incienso y la compleja evolución de aquel.

Con bastante buena presencia y duración, no es un perfume para todos los públicos pero si una obra bastante notable.

Ambrette Rose

Notas: absolutos de rosa búlgara, rosa marroquí, rosa egipcia y rosa turca, bergamota, pimienta rosa, haba tonka, pachuli, vetiver, almizcle, vainilla, sándalo, ámbar, castóreo, oud, civeta y almizcle ambreta.

Ambrette Rose presenta una sensual y oscura combinación de rosas que se asienta sobre una base animal, sexual y densa con notas de civeta, castóreo y madera de oud. Un perfume tan elegante como carnal que se crece con el calor corporal. Es una interpretación del tema rosa-oud de lo más refinada y perfectamente ejecutada, con ese arriesgado toque animálico que la sitúa en una línea similar al famoso Oud Ispahan de la línea exclusiva de Christian Dior. Muy buena presencia y longevidad.

Como reflexiones finales me gustaría comentar varias cosas. Por un lado, he citado algún parecido para, digamos, ayudar a qué os hagáis a una idea de a qué huelen, en ningún momento son copias o exactamente iguales a los citados. Por otro lado, reconocer que la firma consigue lo que proponen su web: emparejar exuberantes flores con notas animales y carnales almizcles, con resultados que bordean lo decadente pero que son muy usables y refinados. También me gustaría destacar que no me parecen perfumes exclusivamente femeninos (aunque eso dependerá de la tolerancia de cada uno a las flores) y que al aplicarlos sobre la piel se nota que llevan bastantes aceites esenciales. Los líquidos son densos y su color intenso, al caer sobre la piel la dejan aceitosa.

Los perfumes de Musc et Madame tienen todos esa aura de perfume indie y artesanal, pero sin ese toque raruno o dificil que a veces tienen aquellos. Estos son finos desde la salida, muy al estilo francés, cualquiera podría decir que están hechos en Grasse. Quizás la principal pega de estos perfumes es que son bastante lineales, presentan muy escasa evolución desde su salida. Rápidamente nos llevan al acorde protagonista, muy bien hecho y matizado, pero invariable hasta que el perfume desaparece de nuestra piel. Supongo que es el precio a pagar por recurrir a notas naturales y absolutos, que quizás resten flexibilidad a la hora de construir acordes y dar dinamismo al perfume. Algo que para nada es malo, pero sí es verdad que puede no gustar a todo el mundo.

Otra cosa a destacar de Musc et Madame es que aún no se han subido a la parra con los precios. No son baratos, su precio es de 110$ por 50ml. Viendo como está el mercado se podría considerar un precio más que correcto para perfumes artesanales, de buena calidad, sensación bastante natural y comprometidos (no son testados en animales). He visto cosas mucho peores a precios mucho más disparatados.

Recomiendo, como poco, probarlos. Advirtiendo que los Musc et Madame son perfumes ricos en notas florales, almizcles y notas animales (que sé que son del gusto de todo el mundo). Aquí os dejo el enlace a sus muestras.

 

 

Musc et Madame, flores carnales desde California
Etiquetado en:                            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

Ir a la barra de herramientas