Amouage – Sunshine Men

Amouage es una de las firmas más sólidas y competentes que podemos encontrar en el mercado actual. Bajo la dirección de Christopher Chong ha ido dejando atrás la opulencia oriental de sus primeros lanzamientos, ofreciendo obras de diferente género, alternando creaciones más arriesgadas con otras más sencillas y comerciales, siempre manteniendo unos elevados niveles de distinción y calidad. He de reconocer que es una de las firmas que menos me decepciona (qué menos, a los precios que se mueven…)

Últimamente he pasado bastante tiempo vistiendo Myths Man y Sunshine Men, claros ejemplos de esta alternancia entre creaciones arriesgadas y obras más comerciales que he comentado antes. Myths Man sería el arriesgado, algo oscuro, que no es para todos los públicos, mientras que Sunshine Men nos ofrece una obra más fresca y alegre, más crowd pleaser, aunque no exenta de interés y complejidad. Os puedo avanzar que ambos me han parecido lanzamientos más que sólidos de esta firma de alto lujo de la que no debemos esperar lo mejor, sino exigirle lo mejor.

Hoy quiero hablaros de Sunshine Men, del cual ya ofrecimos una review firmada por nuestro colaborador Drakecito. No obstante, se me ha antojado hacer la mía, aunque pueda resultar redundante (sinceramente, no me acordaba de que ya había una review y me la he encontrado cuando esto ya estaba escrito LOL, lo cual me recuerda que tengo que terminar de ordenar los archivos)

Sunshine Men nos ofrece algo que, en mi limitada experiencia, Amouage no nos ha ofrecido antes: un perfume alegre y fresco, pensado para días soleados de primavera y noches de verano, pero elaborado con unos ingredientes poco usuales en este género. Sunshine Men es un perfume aromático que, utilizando elementos que rozan lo gourmand, logra mantener una sensación fresca, luminosa y radiante. En este sentido he de aplaudir el logro de Amouage, logrando un perfume de estas características sin utilizar los tan manidos acordes e ingredientes de los típicos perfumes frescos que llenan las estanterías.

Sunshine Men abre con una explosión aromática de, principalmente, lavanda y enebro, a la que se suman acordes cítricos y un toque de brandy. La lavanda no es excesivamente verde ni seca o medicinal, más bien estamos ante su versión más dulce. A un amigo esta salida le recordó a Gin&Tonic que había probado. Yo no llegaría a tal extremo, pero es verdad que la mezcla de notas aromáticas, cítricos frescos y el toque de licor puede recordar a algún cóctel exótico.

Una muy medida nota de siempreviva ayuda a sostener el efecto licoroso , añadiendo matices caramelizados y suavemente especiados. Se que la siempreviva es una nota que genera controversia, pero no creo que en este perfume pueda generar problemas a alguien pues es usada con mucha sutileza y eliminando algunos de los aspectos más polémicos de esta flor (si, no huele ni a curry, ni a regaliz quemado, ni a nada de eso, podéis estar tranquilo).

El secado de Sunshine Men nos deleita con una refinada combinación de vainilla y haba tonka, que da un efecto atabacado/ambarado suave. La vainilla no es dulce ni gourmand. Está muy equilibrada y logra mantener el tono fresco y luminoso del perfume. En el que los toques licorosos y aromáticos siguen siendo notables hasta bien pasadas algunas horas.

Sunshine Men es una muy sólida y bastante curiosa oferta de Amouage, a la vez que fácil (que no simple) y orientada a un público más general con un tono más alegre y desenfadado que otras de sus obras. No es fácil recomendar fragancias a estos precios (son elevados, hasta en los famosos discounters) pero he de reconocer que me gusta y recomiendo probar este perfume. Es una propuesta para estos tiempos más calurosos que es distinta y de mucha calidad. Si bien no es una bomba de proyección, su longevidad es estelar y, de seguro, os ganará algún cumplido.

Mi valoración 8 / 10

Deja un comentario

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.