Armaf – Tres Nuit

Armaf es una de estas marcas procedentes de los Emiratos Árabes que difícilmente podemos encontrar por estos lares. Su colección de perfumes es amplia y variada, abarcando, por lo que he podido investigar, desde perfumes originales de inspiración árabe hasta las más descaradas imitaciones de perfumes de gran éxito. Para probar sus perfumes parece que no queda otra que recurrir a tiendas online como Notino, o directamente sitios como Amazon o Ebay. Gracias a la insistencia de un amigo, ávido por expandir sus horizontes perfumísticos, me hice con un frasquito de uno de sus perfumes más populares: Tres Nuit pour Homme.

¿Qué es Tres Nuit? Básicamente una copia sin tapujos de uno de los perfumes más populares de la historia: Green Irish Tweed de Creed.

Quizás no todos conozcáis Green Irish Tweed, pero seguramente si conozcáis Cool Water de Davidoff, perfume que comparan continuamente con el Creed, y con el que os podéis hacer una idea de por donde va. Para describir su olor nos tenemos que remontar a los ochenta, cuando los perfumes acuáticos prácticamente no habían aparecido. No os imaginéis un acuático como los que empezaron a aparecer en los noventa (Aqua de Gio, las Aqva de Bvlgari, y todos esos aqua que os podáis imaginar). Por aquel entonces el calone, el dihidromircenol y el ambroxan no estaban tan de moda. Green Irish Tweed y Cool Water se aproximaron al género a través de frescas combinaciones herbales y aromáticas que dejaban ver ese aire marino o acuático sin hacerlo evidente.

Cualquier descripción que haga de Green Irish Tweed es perfectamente válida para Tres Nuit porque puedo confirmar que es un clon en toda regla. Partiendo de una pirámide de notas exactamente igual (limón, verbena, iris, lavanda, hoja de violeta, sándalo y ámbar gris) nos encontramos dos perfumes muy parecidos que costaría diferenciar si los olieramos por ahí.

Básicamente, nos encontramos una jugosas y vibrantes notas de limón y verbena, envueltas en frescas notas verdes. Lavanda, iris y las hojas de violeta componen un acorde herbal y refrescante, con un aire a hierba húmeda recién cortada que en algún momento llega a tener un cierto toque metálico. En el secado el perfume va adquiendo un tono que se mueve entre lo acuático y lo jabonoso, para terminar en una base ambarina con una ligera cremosidad. No es que tenga una calidad excelsa, para el precio que tiene, no huele, ni mucho menos, a perfume barato

Tres Nuit nos ofrece un perfume fresco pero elegante, relativamente maduro, lejos de los acuáticos o sport actuales (no debemos olvidar que imita a un  perfume de 1985). Ideal para primavera verano, aunque quizás pueda sufrir los días más húmedos o calurosos.

En su comparación con el Creed, aunque tenga que hablar de memoria porque no lo tengo a mano, lo veo algo más cremoso, algo menos nítido y quizás se endulza algo más en la base. No soy un fan de los productos de Creed y, en mi opinión, las diferencias en la fragancia no justifica la diferencia de precio (pero claro, esta es mi opinión…). Tres Nuit imita muy dignamente al original y salvo que seas muy fan de Creed te puede cumplir perfectamente, sobre todo si tenemos en cuenta que el actual Green Irish Tweed se podría decir que es una sombra del original y no tiene la calidad de aquel frasco antiguo que probé hace años en una coqueta tienda de artículos de lujo para hombre en Sevilla (la desaparecida Uclés, en la Plaza del Salvador).

En términos de rendimiento los dos andan a la par, en mi opinión. Nunca he tenido un rendimiento excepcional, por no decir bueno, de ningún Creed. Green Irish Tweed no es la excepción, dándome un rendimiento de pocas horas. Tres Nuit en ese sentido me viene a dar lo mismo, aunque su bajo precio haga que no pierda muchos puntos por esto.

En resumen, dejando por un momento de lado el hecho de que sea una copia descarada, Tres Nuit me parece un perfume muy apañado. Un perfume fresco, con cierta clase y distinto a lo que el mercado nos quiere meter a la fuerza estos días. Su bajo precio lo hace muy interesante, tanto para quienes disfruten Green Irish Tweed pero no lo puedan o quieran pagar, como para quienes no lo conozcan en absoluto, pues es un tipo de olor que entra fácilmente, genera cumplidos.

Pero es una imitación… ¿cómo puedes no tener eso en cuenta?…

Está claro, en cierto modo lo tengo en cuenta. No se va a llevar el premio a la originalidad, pero la copia, la imitación y la “inspiración” están a la orden del día en este mundillo. Si probara este perfume sin conocer el original diría que este me gusta. Cuando conoces los dos es difícil no hacer referencias. Como usuario, en el caso de conocer ambos, pueden pasar varias cosas: si eres muy fan del original y te lo puedes permitir, este te puede parecer un insulto o puedes ser más tiquismiquis a la hora de compararlos en términos de calidad. Si eres fan del original pero no estás dispuesto a pagar su precio, Tres Nuit te puede parecer una solución práctica. Si no te gusta el original, este, probablemente, tampoco te guste y no te aporte nada.

No soy un gran fan de las imitaciones, debe ser duro para los creadores que copien su trabajo, eso lo tengo claro. Sin embargo, como usuario no puedo obviar su utilidad. Además no puedo dejar de pensar en cómo un perfume de unos cuantos euros, en ocasiones, logra acercarse tanto al olor de lujosos perfumes de 100, 200 o 300€. Alguien lo está haciendo muy bien, o alguien no lo está haciendo tan bien como nos quiere vender. Por suerte, todo esto queda al gusto del consumidor que es quien decide.

Mi valoración: 6,5 / 10

Es un estilo que me gusta, con su carácter verde y fresco. Su precio lo hace un regalo ideal o un perfume de diario apañadito. Su rendimiento, muy normalito, y su poca originalidad le restan algunos puntos.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.